Acondicionamiento de la parcela situada al final de la calle Ramón y Cajal, al lado de las picinas y de una zona de nueva urbanización. Normalmente está descuidada y llena de basura y escombros. Por su situación es ideal plantearlo como un espacio ajardinado con césped, árboles,plantas, fuente para beber, bancos, papeleras y una zona de juegos. En esta zona del pueblo no hay ningún parque infantil. Se prevé que con las nuevas viviendas el numero de niños aumente y complementa las instalaciones existentes en las piscinas.